top of page
  • Foto del escritorSOUTHERN CROSS

CAMBOYA & SINGAPUR, by Sara Carreras

Uno de los países de la antigua Indochina más interesantes para visitar es, sin duda, Camboya, archiconocido principalmente por el templo de Angkor Wat, uno de los lugares más icónicos y famosos del país y uno de los tesoros arqueológicos más importantes del mundo que fue construido en el siglo XII durante el apogeo del Imperio Jemer, el cual gobernó gran parte del sudeste asiático en ese período. En mi imaginario aparecía como un lugar mágico, supongo que alentada por las imágenes cinematográficas de Lara Croft, pero también por los muchos itinerarios / propuestas de viaje que iba cotizando para nuestros clientes y que me iban acercando cada vez a ese destino.


Gracias a Apsara Tours de Camboya, The Taveller de Singapur y a DMC Market, quien los representa aquí, pude por fin conocer de primera mano ese destino tan especial. También, a Singapore Airlines, que me transportó (y disfrutando su business class!), pude, asimismo, visitar la nueva Terminal Jewel, la joya del aeropuerto de Singapur.

 

Casi estreno el nuevo aeropuerto de Siem Reap que justo se había inaugurado días antes. Me separa de la ciudad unos 60 minutos que me permite ir introduciéndome en el país, poco a poco.


Durante los 3 días que estuve en esa ciudad visité los templos más importantes: Angkor Wat el templo hindú y uno de los monumentos religiosos más grandes del mundo que forma parte del complejo de Angkor y es Patrimonio de la Humanidad desde 1992; Bayon con los 216 rostros resultado del ego mostrado por el rey Jayavarman VII durante su reinado; Ta Prom, conocido como el templo de las raíces, que no son otra cosa que higueras estranguladoras que han tomado posesión, durante siglos, de la estructura. 

 

Fui bendecida por monjes budistas, paseé en barco por el lago Tonle Sap, viví la noche camboyana en “Pub Street”, tuve una interesante reunión de trabajo con mis anfitriones, y realicé muchas inspecciones a gran cantidad de hoteles de diversos estilos y categorías:


  • Borei Angkor Resort & Spa

  • Shinta Mani Angkor and Bensley Collection Pool Villas

  • Raffles Grand Hotel d’Angkor Siem Reap

  • Park Hyatt Siem Reap

  • Amansara

  • Anantara Angkor Resort & Spa

 


Tras todas esas experiencias, mis recomendaciones:


Visitar el magnífico templo de Angkor Wat al amanecer, que permite ir descubriendo la riqueza de su arquitectura mientras los rayos de sol van apareciendo por el horizonte e iluminan su silueta.

 

Realizar un paseo en barco por Tonle Sap al atardecer, una manera muy relajante de acabar el día.

 

La mansión art déco de Indochina FCC Angkor by Avani (antigua residencia del gobernador francés) si te interesa un hotel boutique Primera Clase.


El hotel urbano rodeado de un jardín de vegetación tropical y de palmeras, que combina una preciosa arquitectura francesa y de la época Khmer, Sofitel Angkor Phokeethra Golf & Spa Resort si buscas un alojamiento categoría Lujo.


El hotel “pueblo verde” ubicado en 20 acres de exuberantes jardines y arrozales, con villas con terraza privada y piscina, al estilo de casas de campo tradicionales sobre pilotes e inspiradas en la arquitectura jemer, Zannier Hotels Phum Baitang si te interesa el alojamiento más top.

 

Mi siguiente parada fue la capital, Phnom Penh, ubicada en la intersección de los ríos Mekong y Tonlé Sap. donde destacan, además de sus congestionadas calles, sus genuinos y abarrotados mercados, el Palacio Real y el Museo Nacional.


Además de visitar el Hotel Hyatt Regency y el Sofitel Phnom Penh Phokeethra, ambos estupendos establecimientos hoteleros, tuve la fortuna de alojarme en el clásico Raffles Hotel Le Royal, que en otros tiempos recibió a varias personalidades, entre ellas la glamurosa Jackie Kennedy, que da nombre al cocktail creado en su honor y la suite donde pernoctó.

 

Finalicé mi viaje con un stopover en Singapur. Siempre vale la pena revisitar esta ciudad estado, que evoluciona y cambia constantemente. Alojada en el Pan Pacific Singapore Hotel ubicado en el centro de la vibrante Marina Bay, también coincidí con la reciente y minuciosa renovación de Mandarin Oriental Singapore y pude conocer de primera mano su nuevo aspecto luminoso, su servicio atento y discreto, y las vistas del puerto, el mar y el horizonte de Marina Bay.

  

Y no pueden faltar otros imperdibles:

Degustar un Singapore Sling en el Long Bar del icónico Raffles Singapur.  

 

Disfrutar de un menú gastronómico en el restaurante cantonés Hua Ting (Orchard Hotel Singapore), galardonado con estrella Michelin.



8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page