• SOUTHERN CROSS

OPORTO y el DOURO, by Ernesto García

Una idea estupenda de escapada al país vecino para un puente o fin de semana largo es la que hice hace unos años a Oporto y al Vale do Douro con motivo de la inauguración del hotel más emblemático de la zona, el Six Senses Douro Valley. Comencé con un par de noches en The Yeatman, que con su privilegiada ubicación en Vila Nova de Gaia ofrece una vista sensacional sobre el casco histórico de Oporto, en la orilla opuesta del Duero. Las terrazas panorámicas de sus magníficas habitaciones y suites de temática vitivinícola te permiten estar durante horas admirando la silueta de Oporto y el emblemático puente de Don Luis I, que cruzarás en repetidas ocasiones para ir y venir del centro. No puedes dejar de visitar el barrio de pescadores de Ribeira para cenar un fresquísimo bacalhau de lonja en alguna de sus tabernas tradicionales, ni la imponente librería Lello, una de las más bonitas del mundo, al lado de la Torre de los Clérigos. A mí me gustó mucho el barrio residencial de Foz, ya en la desembocadura del Duero en el Atlántico. Oporto cuenta también con excelentes restaurantes de alta gastronomía portuguesa, como el propio restaurante del hotel The Yeatman, con dos estrellas Michelin, o Pedro Lemos, con una estrella.

Para recorrer los 120 km que separan Oporto de Six Senses Douro Valley, lo ideal es hacerlos en coche a lo largo del Duero, en una preciosa ruta panorámica de tres horas de pintorescos paisajes y paradas fotográficas en miradores y recodos del río. Se puede parar a tomar un aperitivo o comer en toda regla en alguno de los muchos pueblos del recorrido. Six Senses Douro Valley se encuentra sobre uno de esos recodos del río, frente a Peso da Régua. Aprovechando una antigua casa solariega del siglo XIX, el prestigioso grupo hotelero Six Senses le dio un nuevo impulso transformándola en el lujoso hotel que desde luego sorprende al huésped. Las instalaciones son absolutamente impactantes, pero no menos destacado es el cordial y eficaz servicio. El spa está en su propia liga, y las horas pasan tranquilamente en su piscina exterior con vistas sobre el Douro, o en su gran piscina interior con grandes ventanales sobre la finca. Experiencias que no debe uno perderse son precisamente un tratamiento en el spa, una degustación de vinos en su Wine Library, donde se podrá entrar un poco más en la fascinante historia de los vinos del Douro y los de Oporto, y una excursión en coche a Pinhao con paradas en las quintas vinícolas, en muchas de las cuales se puede además comer espléndidamente. Si se dispone de un poco más de presupuesto, un día de navegación en velero por el Douro te permite experimentar la región vista desde el protagonista principal, el río.

El regreso a Oporto se puede efectuar por autovía en algo menos de hora y media. A Lisboa tenemos tres horas y media, e incluso Madrid queda a menos de cinco horas en coche.


47 vistas
Síguenos >>

©2023 by Southern Cross Tours S.A.